Sobre Manolo Pastor

Desde siempre he tenido una obsesión: LA FORMACIÓN. En ningún otro ámbito he podido desarrollarme tanto como en éste, tanto personal como profesionalmente Desde 2009 soy propietario y socio fundador de Academia da Vinci S.L.
Empecé dando clase a escolares de primaria, secundaria y bachillerato, sin embargo, desde hace un tiempo, empezamos a impartir clases en empresas tanto “in company” como en la propia sede de la academia. Como decía, desde siempre, he intentado llegar a todo el mundo ya que soy de los piensa en la formación como algo que debe y tiene que tener continuidad.
Tradicionalmente, desde la revolución industrial, la formación tenía como objetivo último crear profesionales adiestrados capaces de desempeñar tareas más o menos complejas. Sin embargo, estamos inmersos desde hace años, en una revolución económica y empresarial donde sólo habrá que aprender y adquirir destrezas en el proceso educativo tradicional, habrá que seguir haciéndolo a lo largo de la vida, tanto si está trabajando como si no.

Intento llevar la formación hasta allí donde se pueda siempre que esté vinculada con la calidad y con el esfuerzo. No creo en formulas mágicas y tampoco creo en los atajos, no creo que cualquier habilidad, competencia o destreza no se adquiera sino se pone todo el empeño en él.